21 de enero de 2013

RAFAEL SANZ, el fotógrafo profundo


Dicen que hay una "España profunda", llena de tradiciones ancestrales, con costumbres que rozan lo fantasmagórico…Seguramente se os habrá venido a la cabeza alguna que otra gran ciudad cuyo nombre empieza por S. Pero no, en esta ocasión nos referimos a esos pueblos de no más de dos o tres centenares de habitantes con abuelas vestidas de luto. ¿A qué ahora se os viene a la cabeza imágenes en blanco y negro? Pues esas imágenes tienen un autor, Rafael Sanz.

Rafael Sanz Lobato, nace en Sevilla en 1932. Siendo aún un niño se va con sus padres a Madrid dónde se cría. Con 24 años, en 1956, se compra su primera máquina de fotos. Y ese sería el inicio de un no parar de instantáneas  Fue perfeccionando poco a poco su técnica, formando parte de diferentes grupos fotográficos. Y cada vez  se introducía más en esos pueblos anónimos.
Más que simples fotografías, Rafael Sanz ha documentado las costumbres, el modo de vivir de una parte de España que puede que sea la auténtica España. Paisajes áridos, pueblos austeros, una forma de vivir marcada por la Iglesia, personas sencillas que ni sabían ni tenían la necesidad de saber que es lo que ocurría más allá del pueblo vecino, tradiciones basadas en rituales con siglos de antigüedad... 


Tras muchos premios (el más destacado el Premio Nacional de Fotografía 2011), tras múltiples exposiciones por todo el mundo, tras años sin volver a su ciudad natal...Sevilla disfruta desde el 17 de enero hasta el 2 de marzo de una exposición sobre toda su obra: Fotografías 1960 - 2008 (Espacio Santa Clara - ICAS, calle Becas). Una gran oportunidad.







Dani Antón Autor de esta entrada: Dani Antón . Gestor cultural, documentalista histórico y bloguero. Twitter: @DaniAnton // Linkedin